domingo, 26 de diciembre de 2010

Animación: Charles Dickens


Dickens nació el 7 de febrero de 1812, en el distrito de Landport, perteneciente a la ciudad de Portsmouth. En 1814, la familia se trasladó a Londres y, en 1817, a Chatham, Kent. Su madre era de clase media y su padre siempre mantenía deudas, debido a su excesiva inclinación al despilfarro. No recibió ninguna educación hasta la edad de nueve años. Con esta edad, después de acudir a una escuela en Rome Lane, estudió cultura en la escuela de William Gile, un graduado en Oxford. Pasaba el tiempo fuera de su casa, leyendo vorazmente y mostrando una particular afición por las novelas picarescas, así como las novelas de aventuras como Robinson Crusoe y Don Quijote de la Mancha. En 1823, se reunió con su familia de nuevo en Londres.

Su vida cambió profundamente cuando su padre fue denunciado por impago de sus deudas y fue encarcelado en la prisión de deudores de Marshalsea. La mayor parte de la familia se trasladó a vivir con el Sr. Dickens a la cárcel. Charles fue acogido en una casa de Little College Street, regentada por la Señora Roylance y acudía los domingos a visitar a su padre en la prisión.

A los doce años comenzó su vida laboral, en jornadas diarias de diez horas en Warren's boot-blacking factory, una fábrica de betún para calzado. Después de algunos meses, su familia pudo salir de la prisión de Marshalsea pero su situación económica no mejoró hasta pasado un tiempo. En mayo de 1827, Dickens empezó a trabajar como pasante en el bufete de los procuradores Ellis & Blackmore y después de un tiempo como taquígrafo judicial. En 1828 comenzó a colaborar como reportero en el "Doctor´s Commons" y posteriormente ingresó en calidad de cronista parlamentario en el "True Sun". Por esta época se interesó por la escena teatral londinense, apuntándose a clases de interpretación, pero el día de la realización del casting, padeció gripe y no pudo asistir, apagándose así sus sueños de ser actor teatral. En 1834 lo contrató el Morning Chronicle como periodista político, para informar sobre debates parlamentarios, y viajar a través del país a cubrir las campañas electorales. Posteriormente continuó contribuyendo y editando diarios durante gran parte de su vida.
Contrajo matrimonio con Catherine Thompson Hogarth y tuvieron diez hijos. Los escritos de Dickens fueron sumamente populares en sus días y fue ganando popularidad. Gracias a las obras que iba publicando, Dickens ganó un gran prestigio. En 1843 publicó Canción de Navidad. Su gran best seller fue David Copperfield, del cual llegó a vender hasta 100.000 ejemplares en poco tiempo.

Alrededor de 1850 la salud de Dickens empeoró; este cambio fue agravado por la muerte de su padre, de una hija y de su hermana Fanny. Dickens se separó de su esposa en 1858. A partir de entonces, el cambio del carácter de Charles Dickens fue tan notable que varios amigos suyos declararon no reconocer en él a la persona que habían conocido. A pesar de todo, Dickens continuó escribiendo y dando conferencias.
El 1865, mientras regresaba de Francia, Dickens tuvo un accidente en el famoso choque ferroviario Staplehurst, en el cual los siete primeros vagones del tren cayeron de un puente que estaba siendo reparado. El único vagón de primera clase que no cayó fue donde se encontraba Dickens. El novelista pasó mucho tiempo atendiendo a los heridos y moribundos antes de que los rescatadores llegasen. Antes de partir, se acordó del inconcluso manuscrito de Nuestro amigo mutuo y regresó al vagón únicamente a recuperarlo. Dickens, aunque ileso, nunca se recuperó totalmente del accidente y se dedicó a completar Nuestro amigo mutuo y comenzó la interminada novela El misterio de Edwin Drood.
Cinco años después del multicitado accidente, el 9 de junio de 1870, murió después de sufrir una apoplejía. Su gran sueño fue el de ser libre y lo consiguió siendo escritor.
Haz clic en la imagen para ver la animación sobre la vida del autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada